Según datos relevados por UNICEF, el impacto del cierre de las escuelas ha sido devastador a nivel mundial, afectando los aprendizajes, la protección y el bienestar de niños, niñas y adolescentes. La evidencia muestra que son los chicos y chicas más vulnerables quienes sufren las peores consecuencias. La situación relevada en el país indica que menos de la mitad de los hogares cuenta con acceso fijo a Internet de buena calidad en la señal y 1 de cada 2 no cuenta con una computadora disponible para usos educativos. Según datos oficiales, cerca de un millón de chicos y chicas matriculados en marzo de 2020 en algún nivel de la educación obligatoria ha mantenido bajo o nulo intercambio con su escuela, lo que coloca en severo riesgo su continuidad escolar. Pero, a pesar de las recomendaciones de organismos internacionales y ONG’s, la pregunta que sobrevuela es: ¿están dadas las condiciones para volver a la presencialidad?

Las y los soci@s de Página/12 abrieron el debate y estos son los pasajes destacados:

Si empresarios dueños de escuelas privadas tienen problemas económicos y están presionando a Larreta deberían seguir sus consejos y reconvertirse (lo que le decían a los comerciantes y PyMEs cuando eran gobierno). Ya se los «ayudó» bastante, por lo que el Estado solo debería hacerse cargo de los salarios docentes. O sea, que las clases comiencen cuando no haya peligro y no cuando se le tambalea el negocio a empresarios que les importa nada nuestra salud. Es un buen momento para terminar con la educación privada o que sea realmente privada, sin subsidios. La pública es mucho mejor, solo tiene mala prensa.

Si es como vos decís, que la presión para el regreso presencial la generan los privados, la pregunta que me hago es: ¿quién es el principal damnificado si quiebra el sistema privado? Digo, si repentinamente cerraran todos los colegios privados, adonde irían a parar sus alumnos? Podría el Estado, en las condiciones que plantean los gremios que está la educación, recibir en sus escuelas un aluvión de nuevos chic@s? Resistiría el sistema? Si la educación y la Escuela debe servir para igualar oportunidades, creo que la educación a distancia en este caso lamentablemente la condiciona, porque más allá del acceso a la conectividad y la tecnología, para un niño es esencial su situación ambiental en el hogar. La educación a distancia no funciona sin el apoyo y seguimiento de las familias. Tengo hijos y vi como los compañeritos con padres más presentes podían estar conectados, seguir y entregar las consignas, mientras aquellos con padres ausentes por trabajo prácticamente no hicieron nada en todo el año y perdieron todo vínculo con la Escuela. “Esas cinco horas sentado escuchando a un docente” a las que haces referencia son cruciales. No solo como forma de igualar e incluir sino también de socializar. Somos seres sociales que requerimos de la presencia del otro, y eso tan humano como esencial estuvo vedado por prácticamente por un año a nuestros niños y jóvenes, que son nuestro futuro. Esas cinco horas no solo incluyen a sus compañeros y al maestro compartiendo la clase en el aula, sino que también incluyen los recreos, así como abren la puerta a todo el ritual previo y posterior al ingreso y salida de la Escuela. Al barrio, a la plaza, a los vecinos, todo nuestro ámbito social fuera de casa.
dgd

Si los gremios docentes de la CABA evalúan que se está poniendo en riesgo la salud de alumnos y docentes por no respetarse protocolos esenciales, deberían presentar una acción de amparo ante la justicia. Nadie puede ser obligado a poner en riesgo su saludsu vida o la de sus familiares, la Constitución Nacional abolió la esclavitud en 1853.
nigromante

Somos el unico país en el mundo que no tuvo clases presenciales durante un año entero. No hemos seguido el ejemplo de otros países en nada. Abran los ojos y salgan a la calle a ver como los playas, las plazas, los bares, los negocios y un infinito etc… están abarrotados de gente sin cumplir un protocolo. Acuérdese del desastre que fue el funeral de Maradona y las marchas relacionadas al aborto. Todo abierto y las escuelas cerradas porque es ahí donde están los contagios que van a aniquilar a la población.
marianovillar