Liquidar sueldos, controlar el ausentismo, altas y bajas de personal y terciarizar la fuerza laboral.

Analizar y describir puestos de trabajo y perfiles laborales.

Reclutar y seleccionar de personal para las organizaciones.

Controlar el ausentismo, licencias laborales, medidas disciplinarias y la rotación en los puestos de trabajo.

Asegurar cumplimiento de las leyes laborales, de seguridad social y salud ocupacional.

Evaluar el desempeño y detectar necesidades de capacitación, de mejoras en el clima laboral y la comunicación interna.